lunes, 11 de julio de 2011

Campeones!!!


Conquistamos una gran copa del mundo

por primera vez en un deporte muy rey,

el gol del último minuto de la 2ª Prorroga

se nos estallo el corazón de todos,

los nervios y la desesperación

nos puso uno a flor de piel,

algunos que sintieron mucha tristeza

por ese gran momento de aquel día,

pasaron muchos coches en medio de la calle

dando muchas bocinas de escándalo,

levantando muchas banderas

triunfando guiando a todo el pueblo,

ganando la gran batalla en una guerra

tomado desde un terreno de juego,

nuestros contrincantes finales

eran muy bestias y muy vastos,

hacían mucha fullería

dando muchas patadas

no solo a un balón,

hacen uno de la provocación

con la maldad de la violencia,

los jugadores contrincantes

se les fueron algunos de la olla a la sartén,

nos querían freír y calentar

muy rico y con fundamento,

nuestro portero fue muy valiente

salvando el peligro de nuestros enemigos,

invadiendo nuestro peligro

por dar una desilusión,

todo el pueblo entero por la noche

reunido en las casas y en los bares,

muy pegados a la caja tonta

que no es tonta cualquiera,

los ánimos del público

mejorando poquito a poco,

sus rostros tensos de la emoción

y de la gran pasión rodeados de dolor,

palpitados dentro de sus corazones

a muchos nervios encendidos,

la primera parte

y la segunda parte,

la primera prorroga

y la segunda prorroga,

nos llegó la gran alegría

de repente,

en aquel minuto 116

en la segunda prorroga,

una gran estrategia dominada

por nuestros jugadores,

hizo que un jugador

acercando a la gran portería rival,

consiguiera y marcaba

nada menos

que un gol,

todo el pueblo entero

desato una gran fiesta,

una gran explosión de muchas voces

diciendo gol,

pegando muchos saltos,

empujones algo accidentados,

escandalizando no por provocar

sino por festejar,

que nuestro pueblo entero

ha conseguido el gran tesoro

más valioso de todo el planeta,

han ganando la gran batalla

al evento del mundial,

han pasado por mucha gloría

pero también por mucha pena

por un triunfo no por desilusión,

aquel día hemos levantado

muchas banderas,

hemos celebrado

muchas fiestas,

lo hemos conseguido

por los nervios encendidos,

gracias a un gran predicador

que vivió dentro de una gran pecera,

nuestro pueblo aquel día

ha sido un pulpo de milagro.
Publicar un comentario